El Primer Empleo Para Estudiantes

Como toda «primera vez» en nuestra vida, el primer empleo es siempre muy especial, no solo porque transitaremos un camino nuevo en un mundo nuevo (el mundo laboral), sino porque es en este primer empleo en el que sentaremos las bases para desarrollarnos a futuro como profesionales exitosos/as.

El primer empleo suele ser una forma de ganar algo de independencia económica, y todos estamos preocupados por encontrarlo por la falta de experiencia y la característica de aún ser estudiantes.

Las situaciones en que los estudiantes entran al mercado laboral tienen que ver a veces con la precariedad, la falta de un contrato, o una temporalidad para cubrir sus gastos de estudio. En todos los casos, la inserción laboral suele ser un proceso doloroso hasta que se comienzan a comprender los códigos y las lógicas del mundo laboral.

Según datos estadísticos la media de edad para entrar en el mercado de trabajo es a los 18, el 18,8% de los varones y el 18,3% de las mujeres. Sin embargo, la edad de incorporación a la vida activa es entre los 16 y los 20 años. La primera experiencia laboral está muy ligada al nivel de estudios. Es decir, a mayor nivel de estudios, se produce un mayor retraso a la vida activa, aunque también se dan casos en los que la primera experiencia de empleo se realiza mientras se está estudiando.

Por otro lado lo primero que debes hacer antes de todo es preocuparte por tu futuro desde que estás estudiando y no hasta que haz terminado la carrera, una forma de esto es buscar un trabajo temporal alternándolo con tus estudios, de fin de semana o de vacaciones.

Existen dos formas de entrar en el mercado de trabajo. Una es la de las «redes formales » y la otra se trata de las «redes personales». La primera se realiza a través de anuncios clasificados, el ofrecimiento del trabajador, la presentación de un anuncio, a través de internet o el conseguir empleo a través de otras formas tales como las oficinas de empleo.

En cuanto a las redes informales, se tratan de la consecución de empleos en los que intervienen los padres, los amigos o los conocidos. Una de las características que tiene el primer empleo de estudiantes es que la mayoría de los trabajos están muy poco relacionados con los estudios que se han realizado (o están realizando cuando consiguen el empleo). Además, se constata que a mayor nivel de estudios (licenciatura, maestría, doctorado, diplomado, etc.), mayores probabilidades de que el primer empleo esté relacionado con los estudios.

Muchas veces se ha culpado a las empresas por no dar oportunidad a los jóvenes sin experiencia, o al gobierno por no crear más empleos y propiciar las condiciones para que todo esto se dé, a las escuelas y el sistema educativo por no preparar bien a los alumnos, en fin.

Actualmente existen distintos programas en todas las empresas, los cuales benefician a las personas que aun continúan sus estudios o no cuentan con experiencia laboral.

Una gran alternativa son los programas pre-profesionales, estos programas son ideales para las personas que aun se encuentran estudiando y están cursando los dos últimos años de su carrera. Es decir pueden estudiar y trabajar a la vez. La mayoría de veces estos programas tienen una duración máxima de 6 meses, esto dependerá del contrato que usted firmara con la empresa.

Otra muy buena alternativa son las prácticas profesionales, estas no piden como requisito principal contar con experiencia laboral, generalmente son aplicadas para los jóvenes que acaban de terminar sus estudios y quieren aplicar los conocimientos aprendidos.

Como todos sabrán el conseguir el primer empleo no es nada fácil, se necesita de mucha paciencia y sobre todo el contar con las herramientas necesarias, aquí les indico algunos tips para la búsqueda de su primer empleo:

• Contar con un curriculum vitae bien elaborado, que no exceda las dos hojas (datos precisos).

• Ingresar a los sitios web de las empresas en las que usted se encuentre interesado en trabajar, la mayoría de estas cuentan con un buzón mail donde usted podrá ingresar gratuitamente su CV.

• Red de contactos, es super importante que les haga saber a sus amigos, familiares, etc., de la búsqueda de su primer empleo, de esta manera ellos podrán ayudarlo, para esto puedes hacer uso de las herramientas que te ofrece Internet en estos días como son el e-mail, Redes sociales como facebook, etc.

Una vez haz obtenido el empleo al que te postulaste, debes intentar no pasar desapercibido para dejar una buena impresión:

– Demuestra interés: estar siempre dispuesto y atento al desempeño de todas las tareas que se llevan a cabo.

– Ganarte la confianza de los superiores: en esto no hay ningún secreto; basta con demostrar responsabilidad, honestidad y seriedad. – Sé cordial y mantén el buen humor: se aprecia la seriedad en el trabajo, pero se valora mejor a aquellas personas que tienen sentido del humor y una actitud cordial, sin que esto signifique convertirse en el payaso del grupo.

– Evita la arrogancia: Los aportes creativos siempre son valorados, pero hay que ser «inteligentes» y elegir el momento adecuado para proponerlos. No es bien visto que el «recién llegado» quiera imponer sus ideas, sobre todo si intenta hacerlo con sus superiores o con las personas que tienen mayor antigüedad.

– Busca empatía: es necesario ser amables con todos, pero siempre encontraremos a alguien con quien «sintonizamos» mejor. Esa persona puede ayudarnos a comprender los códigos que se manejan en ese ambiente y facilitarnos el proceso de adaptación.

-Reconoce errores y acepta consejos: una persona inteligente se distingue por su capacidad para reconocer sus errores y aceptar consejos de otros que tiene mayor experiencia.

En conclusión, el primer empleo es una experiencia difícil pero necesaria para sentar las bases de nuestro futuro laboral. Es aquí donde cobraremos nuestro primer salario, tendremos los primeros compañeros de trabajo y será la primer experiencia laboral que colocaremos a futuro en nuestro currículum.

La mejor (y la peor) arma que se posee en este momento es la juventud, por lo tanto, hay que usarla con «inteligencia».

Por último no se den por vencidos en la búsqueda yo se que es bastante complicado encontrar un buen empleo y que se ajuste a nuestras necesidades pero siempre habrá uno que es el perfecto para cada uno de nosotros.

Que se convierta en una experiencia frustrante o satisfactoria, depende de nosotros.

Article from articlesbase.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.