No todos los embarazos se desarrollan de forma pacífica. En ocasiones, la mujer en estado podría quedar sujeta a una situación de especial fragilidad, viéndose expuestos a un mayor riesgo tanto ella como el feto que se viene gestando en su interior.

Este tipo de casos resultan especialmente sensibles cuando la misma se ve obligada por razón de su trabajo a desarrollar tareas, funciones o competencias que pudieran situarla ante un mayor grado de peligro. La pregunta que surge frente a los mismos sería ¿Cómo reaccionar para evitar posibles situaciones de emergencia?

Cambio en el puesto de trabajo de la madre

La primera opción consistiría en solicitar a la Empresa un cambio a otro puesto de trabajo más acorde al estado de la madre.

Dicha modificación de funciones, tal y como establece la Normativa Laboral, en ningún caso podría afectar al salario y a su categoría profesional; y además la Empresa no podría negarse a la misma, siempre que dispusiera de otros puestos de trabajo que implicaran tareas que la madre pudiera realizar someter a riesgo alguno al menor.

La suspensión del Contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo

La segunda opción abierta para aquellos casos en los que la Empresa no dispusiera de puesto de trabajo alguno que pudiera hacer compatible con el estado de la madre, o si su embarazo presentara tal grado de riesgo que implicara para ésta la necesidad de permanecer en situación de reposo total; consistiría en la suspensión de su Contrato de Trabajo.

Normalmente será un diagnóstico médico el que determinará la necesidad de llevar a cabo dicha necesidad de suspender el Contrato, pasando la madre a encontrarse en situación de baja médica.

Los principales elementos durante esta etapa son los siguientes:

– El contrato de trabajo que une a madre y empleador queda en suspenso, no extinguido, de tal forma que la misma tendrá Derecho a la reserva de su puesto de trabajo y a la reincorporación una vez reestablecida.

– Dicha suspensión finalizará el día en que inicie su baja por maternidad, o bien si desapareciera la causa o la circunstancia que le impedía desarrollar su labor, reincorporándose a su puesto.

Además, durante este periodo de tiempo la madre recibirá una prestación del sistema público de salud calculada como un porcentaje sobre su base reguladora, la cual a su vez se calculará en función de sus ingresos de ejercicios pasados y presentes.

 

Jose Alberto Andrío Espina

www.aa-indemnizaciones.com

Abogado especialista en Derecho Laboral, daños corporales, negligencias médicas, invalidez, accidentes laborales, y responsabilidad civil derivada de los mismos.

 

Te invito a visitar la Web www.aa-indemnizaciones.com, donde encontrarás amplia información sobre estos temas.

Article from articlesbase.com

Related Contratos Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.